BUSCAR NOTICIAS POR
Malcolm Borwick con Pololine
Malcolm Borwick con PololineMalcolm Borwick con Pololine

Malcolm Borwick con Pololine

"Hay que seguir ofreciendo un producto que atraiga a las nuevas generaciones y también a las compañías"

Mayo 14, 2018
Mayo 14, 2018
Con 11 equipos ya confirmados, el martes 22 de mayo se pondrá en marcha la Queen’s Cup y, como es habitual, participarán de ella los mejores jugadores del mundo. Con el atractivo más distintivo que implica que el trofeo es entregado por la Reina Isabel II, el torneo cuenta con una popularidad incomparable en el mundo del polo. El último equipo en confirmar su presencia ha sido Clinova, que tendrá en sus filas a Malcolm Borwick, quien vuelve a jugar el alto hándicap inglés luego de un par de temporadas. "Está buenísimo volver a jugar el alto, es el desafío máximo, te medís ante los mejores del mundo; de todas maneras, cada año se vuelve más difícil, ya que el nivel de competencia es cada vez más alto. Las grandes organizaciones crecen mucho y, como sabemos, en el polo no hay ninguna receta secreta: se trata de la caballada, buen planeamiento y lograr tener un equipo con un hándicap menor al real”, sostiene Malcolm.

Y completa: "Vamos a jugar el Murus Sanctus Trippets Challenge y la Cartier Queen’s Cup con Nico Pieres, Juan Gris Zavaleta y Adrian Kirby, y el nombre del equipo es Clinova”.

Uno de los objetivos del equipo de Clinova fue también romper un poco con las barreras de ser simplemente un equipo de polo y  por eso es que buscaron un camino más que interesante: "Cuando comencé a trabajar con Adrian, él estaba muy confiado en que podríamos generar una plataforma distinta utilizando sus instalaciones de Cortium Sports en las afueras de Haslemere. Clinova es una compañía farmacéutica británica que hace productos de lifestyle y bienestar, específicamente unas tabletas de rehidratación llamadas O R S. Y son partners del Tottenham Hotspur FC y de Saracens Rugby Club, por lo cual están acostumbrados a trabajar en deportes de elite. Acompañan hace mucho tiempo al British Polo Day y les ha ido muy bien con el Polo. Éste es el comienzo de una relación entre Cortium Sports y Clinova que ojalá se mantenga por mucho tiempo”, destaca Borwick.

-¿Cómo ves a la temporada inglesa, que a pesar de las restricciones cuenta con un buen número de equipos y cada vez más gente quiere jugar allí?
-Primero que nada, me gustaría aclarar un par de cosas. He jugado el alto durante 17 años en Inglaterra y ha habido temporadas con 20 equipos jugando la Gold Cup, por lo que si bien tener 11 equipos es un buen número, no estoy seguro de que sea algo exitoso. La HPA ha facilitado que dos equipos participaran este año debido a haber ofrecido un hándicap paralelo a un par de patrones para, de esta manera, aumentar la cantidad de equipos. Hay un problema en el alto hándicap; y es que la diferencia entre las mega organizaciones y los otros equipos aumenta cada año. En los años en que había 20 equipos, se pensaba que un equipo conformado en febrero o marzo podía tener un buen año utilizando un presupuesto moderado, y que eligiendo jugadores residentes y bien montados valía la pena intentarlo. Pero aquellos equipos han desaparecido, debido a que hay equipos que montan a su tercer profesional con caballos que son incluso mejores que los del mejor profesional del otro equipo. Se que no hay solución fácil a ésto, ya que se trata también de la evolución del deporte, pero no deja de ser un problema. Los costos en general se han vuelto muy altos. La temporada inglesa con todas sus tradiciones e historia ha atraído patrones de todo el mundo a jugar en Inglaterra durante muchos años. Creo que debemos proteger eso y asegurar que sigamos ofreciendo un producto que atraiga a las nuevas generaciones de patrones, y ojalá también compañías, a invertir en el polo.

Y más allá de la situación que se vive hace algunas temporadas en el alto hándicap, las 15 y 18 goles tuvieron un gran éxito en inglaterra en 2017, y así lo analiza el jugador inglés: "Vale la pena destacar lo fuerte que se han vuelto las 18 y las 15 goles, en comparación con lo débil del bajo hándicap. Los niveles menores la están pasando realmente mal. Estas dos realidades son producto directo de las restricciones impuestas por el gobierno. El boom de las 15 goles se ha generado porque un gran número de patrones de las 12 goles quiso seguir empleando a sus petiseros no europeos y profesionales, y han decidido dar el salto a las 15 goles. Pero aquellos patrones para los que el salto era demasiado grande, se encuentran en una situación totalmente distinta. Vengo diciendo desde hace mucho tiempo que los jugadores deberían ser bienvenidos aquí si cumplen con los requisitos legales y le aportan un beneficio al deporte en el Reino Unido. No debemos poner ninguna restricción más a los patrones. Necesitamos encontrar una manera para estimular las raíces y también las 8 goles, ya que este nivel es el alma del polo en Inglaterra. Luchas internas y una legislación divisoria en el polo no van ayudar a crear una atmósfera y un ambiente que convenzan a nuevos jugadores a dedicar una cantidad considerable de tiempo y dinero a algo que es un hobby”.

-Cómo ves la relación en general de los jugadores con los patrones? ¿Pensás que los jóvenes de hoy tienen una relación distinta a la que tenían ustedes?
-Cada jugador tiene una relación distinta con sus patrones; algunos son muy amigos y han trabajado juntos durante muchos años, y otros son simplemente como peones en una partida de ajedrez. Cuando empecé a jugar el alto recuerdo que me decían que me vaya a dormir a las 3 am porque el “;;jefe” estaba todavía despierto. Las demandas eran otras y no se trataba solamente de ganar partidos; eso, inevitablemente, llevaba a una relación mucho más cercana con el patron. Pienso también que uno debe hacer su carrera en el bajo, aprendiendo a manejar un equipo y descubrir qué es lo que hace atractivo a este deporte para patrones nuevos, más que simplemente caer en el alto o mediano hándicap y convertirse en un bien que pueden utilizar y luego desechar. Siempre habrá jugadores talentosos que suben rápidamente, pero no hace mal para nada hacer una experiencia en el bajo. No estoy culpando a los jugadores jóvenes por no formar una relación con un patron tal como nosotros podemos haberlo hecho anteriormente; debe ser un equilibrio entre ambas partes. Si pudiéramos crear un sistema de polo en los niveles bajos e intermedios, en los que ganar a toda costa no sea el objetivo principal, podríamos tener una chance de introducir nuevamente el concepto de diversión e incrementar la participación de patrones. 

-Cuánto tuvo que ver ésto en el desarrollo de tu carrera?
-He sido muy afortunado, e independientemente de lo que ocurra a partir de aquí, la he pasado muy bien jugando al polo. La carrera del polista tiene 3 fases y he sido un afortunado en la tercera fase, en la que pude capitalizar muchas relaciones comerciales y corporativas junto con mis trabajos como jugador. Ésto me ha dado mucha experiencia y me ha posibilitado seguir jugando en el máximo nivel.

-Qué opinión tenés del conflicto de las visas?
-Pienso que los patrones que invierten en el polo deberían tener la posibilidad de elegir libremente con quién jugar. ¿Qué implica ésto? Responsabilidad legal y fiscal, cumplir con las leyes del país donde estás trabajando, y listo. Considero que la “;;crisis” en el bajo hándicap se debe a la falta de aquellos argentinos que trabajaban duramente y que solían venir a poner sus corazones y sus almas en organizar algunos de los clubes provinciales, y me encantaría encontrar la manera de crear la categoría "club manager" en términos de empleo para que apoyen todas esas áreas en el Reino Unido que necesitan de un no europeo para hacer el trabajo. En el nivel más alto, no ha habido realmente un daño muy grande debido a estas cuestiones gubernamentales, pero sí un significativo cambio de actitud y de relaciones entre los jugadores.

Malcolm Borwick no sólo ha estado en las planas de los medios de polo por sus éxitos en el máximo nivel de este deporte, sino que además ha participado en gran cantidad de eventos junto a la familia real, más precisamente ha compartido cancha en varias ocasiones con los Príncipes William y Harry. Al respecto, cuenta: "He tenido la suerte de jugar muchísimo durante los últimos 15 años con el Príncipe Harry y el Duque de Cambridge; los príncipes han logrado a través del polo recaudar una gran suma de dinero para sus respectivas obras de caridad, y ha sido una relación beneficiosa para ambas partes la que se ha generado entre el polo y las Fundaciones. Los "Royal Polo Days" le han permitido a varias marcas entrar fácilmente al mundo del polo, y algunas como Royal Salute han continuado y han sponsoreado al deporte durante los últimos 8 años. Personalmente, ha sido un honor haber participado en la expansión de este circuito y me ha generado una relación muy personal y cercana con ambos príncipes”.

Y concluye con el siguiente concepto: "Realmente me gustaría ver un mayor compromiso con la difusión del polo en el Reino Unido y en todo el mundo. Debemos parar con las peleas internas entre los clubes, la HPA y las entidades comerciales. Lo ideal sería una plataforma global de streaming y que la gente pudiera acceder a ver cualquier torneo o leer cualquier entrevista. Si trabajamos todos juntos, podemos convertir al polo en una marca muy fuerte a nivel global. Pero si estamos todos separados, con la mira puesta en los objetivos individuales, no lograremos nunca el impacto que necesitamos para ser atractivos para las marcas globales. Se necesita de un liderazgo comercial muy fuerte, y que las disputas entre organizaciones lleguen a su fin. El polo cuenta todavía con una gran fuerza y debemos seguir haciendo que este atractivo y dinámico producto atraiga a la próxima generación”.