BUSCAR NOTICIAS POR
  • Consejos del Prof. Eduardo Amaya

  • Consejos del Prof. Eduardo Amaya

  • Consejos del Prof. Eduardo Amaya

Consejos del Prof. Eduardo Amaya
Consejos del Prof. Eduardo AmayaConsejos del Prof. Eduardo Amaya

Consejos del Prof. Eduardo Amaya

La importancia de la distribución del peso sobre el caballo

Enero 18, 2017
Enero 18, 2017
La posición que toma el jugador sobre el caballo es de significativa importancia, tal como veremos. El peso del caballo “;;;;en estación” está distribuido entre los miembros anteriores, en un 60%, y sus miembros posteriores en un 40%.

El caballo, en estas condiciones, está balanceado naturalmente, y la marcada diferencia obedece al peso de la cabeza y el cuello sobre los miembros anteriores. Entonces, la posición que tome el jugador sobre el caballo en los diversos aires o andares hará variar dicha relación constantemente.

Si tenemos en cuenta el peso únicamente, éste variará de manera evidente, no ocurriendo lo mismo con respecto al balance, ya que cuanto más nos acerquemos al punto de equilibrio del caballo (zona de la cruz), menos variará justamente el balance. La posición de medio asiento, en sus diversos grados, favorece al balance del caballo.

Una clara demostración de esto último ocurre con el jockey durante una carrera sobre los SPC, que, apilándose hacia adelante, favorece al desplazamiento del caballo. Los estribos, en la montura de polo, están colocados en la línea de proyección  del centro de gravedad, o equilibrio, del caballo; simplemente, llevando nuestro peso hacia ellos contribuiremos a favorecer el balance del caballo, y él estará más cómodo en sus movimientos.

Con el caballo en juego procuraremos seguirlo en la posición de medio asiento y, si chequeamos, o sujetamos, nos sostendremos en los estribos con el justo y debido grip con las rodillas, favoreciendo así la acción de los posteriores del caballo, que se colocarán por debajo de éste en menor o mayor grado. Además, su cabeza y su cuello adoptarán una posición cómoda.
 
Una mala distribución del peso del jugador sobre el caballo tendrá como consecuencia que éste busque más apoyo en el freno o el levantador, según sea el caso. Todas las molestias por ello causadas determinarán que sacuda la cabeza, se torne rígido y comience a saltar.

La buena acción y el balance del caballo, junto con la buena posición del jugador, son los pilares de un buen rendimiento del caballo.