BUSCAR NOTICIAS POR
  • EquusTrade: logística y transporte equino

  • EquusTrade: logística y transporte equino

  • EquusTrade: logística y transporte equino

EquusTrade: logística y transporte equino
EquusTrade: logística y transporte equinoEquusTrade: logística y transporte equino

EquusTrade: logística y transporte equino

Backstage de las verdaderas estrellas del deporte

Septiembre 6, 2017
Septiembre 6, 2017
Resulta natural analizar los resultados que se dan en los distintos torneos de polo alrededor del mundo, cómo están compuestos los respectivos equipos, consultar el calendario de la temporada, entre otras cosas. Pero claro que el polo no se trata únicamente de 4 jugadores que salen a la cancha a jugar un partido o una práctica. Y es que atrás de ese último paso hay una logística muy grande que permite que el polo se desarrolle y que al jugador no le falte nada; petiseros, pilotos, veterinarios, herreros, son algunos de los protagonistas que permiten todo eso. Pero, en definitiva, las verdaderas estrellas de este deporte, sin dudas, son los caballos. Y una de las cuestiones fundamentales en las que hay que pensar para poder jugar al polo en cada rincón del mundo es la logística y el transporte de los equinos. 

Desde Equus Trade, compañía que desarrolla esta parte fundamental de la logística del polo, cuentan cada uno de los pasos que se llevan a cabo para que un caballo que esté en Argentina pueda ser transportado para participar de un partido en cualquier rincón del mundo: 

-Una vez que se da cumplimiento a los requisitos sanitarios del país de destino (tests de sangre, cuarentenas, vacunas, tratamientos), y se confeccionan los certificados sanitarios -todo bajo la supervisión del personal de SENASA- enviamos a nuestro veterinario, quien se encargará de realizar el control final antes de que los caballos sean transportados hasta el aeropuerto.

-El transporte terrestre escogido para realizar el trayecto desde el campo hasta el aeropuerto de Ezeiza responderá a la raza, sexo, edad y cantidad de equinos, teniendo siempre en cuenta el bienestar de los mismos para que lleguen en las mejores condiciones antes de emprender el vuelo hacia su destino final.

-Se coordina con el agente de cargas y la línea aérea el horario en el que los equinos deben estar presentes en el aeropuerto para el control por parte de la Aduana y SENASA, como así también para la obtención de la documentación que debe acompañar a los caballos.

-Una vez en Ezeiza, se procede a la descarga del camión para el mencionado chequeo final de los animales por parte de las autoridades sanitarias y posterior carga en los stalls que serán llevados al avión. En todo este proceso, nuestro personal especializado, petiseros y veterinarios, se encuentran presentes cuidando de los equinos.

-Se guarda registro fotográfico de los caballos en el momento de la carga.

-En nuestros vuelos siempre viajan veterinarios especializados y petiseros, acompañando y cuidando de los caballos.

-Paralelamente, y desde el inicio del operativo, se coordina con el agente del exterior encargado de recibirlos y de gestionar la aceptación de los caballos por parte de las autoridades sanitarias del país de destino.

-Durante el transcurso de los trámites, nuestro veterinario envía un video de la descarga de cada animal que se retransmitirá al agente y/o cliente según lo solicitado por el mismo.

-Obtenida la documentación, se trasladan por una noche al “;;Animal Hotel” para que puedan descansar, comer y beber antes de emprender el viaje a su finca de destino por el camión contratado por Equus Trade.

-En ciertas ocasiones se gestiona, por pedido de los dueños, la autorización por parte de la línea aérea para que ellos mismos viajen acompañando a sus caballos.

Y entre los imprevistos que pueden llegar a surgir, recuerdan un episodio muy particular: “;;Ocurrió en una oportunidad que habiendo arribado al aeropuerto con los las pasteras y fardos acostumbrados, el dueño que iba a viajar como acompañante solicitó cambiar los fardos por manzanas dado que ese alimento era de la preferencia de su equino”.

Por otro lado, y si bien a diferencia de lo que muchos puedan pensar, los caballos no suelen ser anestesiados para atravesar los diferentes trayectos, comentan desde Equus que “;;;;de 500 caballos apróximadamente que transportamos cada año, vuelven unos 10. Y es que al ser un servicio que no es tan accesible, muchos jugadores aprovechan para tenerlos ya en el lugar para la siguiente temporada, y que sólo vuelven aquellos que realmente son un caso especial y que el polista necesita en cada partido que disputa, sea donde sea”.