BUSCAR NOTICIAS POR
  • Temporada argentina de primavera

  • Temporada argentina de primavera

  • Temporada argentina de primavera

Temporada argentina de primavera
Temporada argentina de primaveraTemporada argentina de primavera

Temporada argentina de primavera

Los protagonistas opinan de los cambios que se vienen

Julio 17, 2017
Julio 17, 2017
En pleno proceso de cambios, y con otros más en camino para estos días, los protagonistas opinan sobre la confirmación de que Palermo se vaya a jugar de 10 equipos, pero también de la posibilidad de que se den otros cambios sustanciales, que incluso se darían a conocer entre hoy y mañana.
En definitiva, los interrogantes planteados son los siguientes:
-Abierto de 10 equipos.
-Nuevo formato de juego.
-Partidos de menor duración.
-Sistema de descensos, ascensos y promociones.
-Relaciones con Inglaterra a partir de la limitación de permisos de trabajo.

Mariano Aguerre (La Esquina Los Machitos):
-Cambiar es fundamental, creo que cambiar es crecer, cambiar es profesionalizar, cambiar es hacer un llamado público a patrones, a sponsors, que a los jugadores nos interesa lo que pasa afuera de la cancha. Un cambio va a mejorar el polo de acá en adelante. El hecho de ver que todos están dispuestos a un cambio es lo más positivo de todo. 
-Me parece muy bueno que los 3 Abiertos no sean con 10 equipos; me parece bueno lo del torneo paralelo para hacer las zonas. Creo que si ponés 10 equipos en los 3 Abiertos estás ampliando más la diferencia porque a los equipos chicos, al tener que jugar salvando caballos contra los equipos grandes en Tortugas, se les haría muy cuesta arriba el resto de la temporada. Creo que Palermo tiene que ser de 10 equipos, Hurlingham de 8 y Tortugas de 6, pero me adapto a lo que se disponga.

Santiago Toccalino (Las Praderas):
-A mí me gusta mucho el nuevo formato. Creo que era hora de abrir un poco el número de equipos, ya que hay una gran cantidad de jugadores. Eso crea oportunidades para todos, desde los jugadores hasta los criadores medianos o chicos que quieran hacer mostrar sus productos. Lo malo es que puede llegar a haber algún resultado abultado, pero pasa en todos los deportes, y creo que ya se dio un cambio generacional importante. Creo que hay un lote de equipos muy parejo y que va a salir una temporada muy interesante. 
-Es muy positivo usar más Palermo y también la AAP de Pilar, que está en muy buenas condiciones. También creo que es muy positivo darle más prestigio a la Cámara, que es un gran torneo y te permite ir preparándote para jugar el Abierto, que es a lo que todos los polistas apuntan. No sé si va a cambiar para 2018; creo que que hay que probar y tratar de que a la gente le guste ir a ver polo y que las canchas estén llenas”.

Clemente Zavaleta (Alegría):
-Nosotros creemos que no hay que apurarse, que los cambios son buenos, creemos en los 10 equipos, me parece que lo de los 8 chukkers de Palermo no se debería cambiar, y que Tortugas y Hurlingham tendrían que ser de 7. Los 8 chukkers de Palermo son como la ilusión de todo chico que empieza con la Potrillos de jugar 8 chukkers en Palermo. Lo que cambiaría es que haría más rápido los cambios de caballos, las decisiones de los referis, juego rápido, por ahí los throw-in sacarlos. 
-Y lo de los 10 equipos, dale la oportunidad, hay que probar, hay que cambiar. Y, por otro lado, hacerlo todo por votación, si no cuesta nada; es la mejor manera de que no sea de conveniencia para nadie. Poné a todos los jugadores del Abierto, o todos los de 7 goles para arriba y que voten, que voten por los cambios que quieran hacerse y que salgan por mayoría, no por unanimidad. Si se vota cada cosa, y sale por mayoría, es la manera más democrática de hacerlo. 

Eduardo Novillo Astrada (La Aguada Las Monjitas):
-Indudablemente el cambio tenía que llegar en algún momento, porque en todos los Grand Slam aumenta la cantidad de jugadores, en el mundial de fútbol aumenta la cantidad de equipos. Todos los deportes tienden a tener más participantes; yo creo que sirve, porque los mejores van a seguir siendo los mejores, y vos lo que hacés es abrir la puerta a otros nuevos jugadores para que puedan ir creciendo y de que haya más recambio a largo plazo. En estos años no se va a ver, pero después va a ser más rápido y no como ahora, que nosotros los viejos estamos jugando hace tantos años el polo alto.
-Vamos a tratar de jugar algún partido de noche, si llegamos. No vamos a jugar entre semana en Palermo; vamos a jugar en Pilar, o en el Jockey, estamos viendo. Pero vamos a abrir un viernes a la noche, a tratar de jugar el partido de las 2 de la tarde del sábado el viernes a la noche. Sería divertido si lo podemos hacer.

Matías Mac Donough (La Irenita):
-Sobre los 10 equipos, me parece que está buena la idea, habría que ver cómo sale. Hasta que no se termine la temporada no se va a poder decir bien cómo fue. No se si era esta año para empezar tanto a las apuradas, tan rápido, no sé si van a dar las canchas, no sé qué pasa si el tiempo se pone muy complicado. Con respecto al formato, Hurlingham y Palermo está bien: el ganador de la zona juega final, juegan todos contra todos, por lo menos de 1 a 5 van a quedar bien rankeados. 
-Con respecto a Tortugas y al cuadrangular paralelo, tendrían que ser importante los partidos; el cuadrangular es para clasificarse del 7 al 10, cosa que da lo mismo. No es que van a jugar Hurlingham y Palermo, no creo que sean significativos los partidos si lo único que se juegan es rankear de 7 a 10.
-Con respecto a los descensos, 9° y 10° descenderían, y 7° y 8° jugarían contra los finalistas de la Cámara. Y ese es un punto que, para mí, es un error: que la final de la Cámara no se juegue por nada le quita el prestigio que tiene la final. Mi opinión es que debería jugar el ganador de la Cámara contra el 8°, y eso haría una final de Cámara espectacular. Si yo tuviera que jugar la final sabiendo que en 3 o 4 días me juego la chance de entrar a la Triple Corona siguiente, directamente cuido caballos.
-Este año nos anotamos con un formato que el año pasado anduvo, y ahora cambia; tampoco es que siempre va a haber 10 equipos, porque, ¿qué va a pasar cuando haya solo 7, 8 o 9 equipos?. Justo este año coincide con que hay 10. También creo que al cambiar todo estuvo muy mal no reabrir la inscripción para equipos para la clasificación; quizás hubiese abierto la inscripción 15 días, si está todo el mundo al tanto de ésto, y por ahí se hubiese anotado un equipo más con este formato. No sé por qué no se abrió. Creo que está muy divertido, pero va a generar costos altísimos en la organización del torneo y en los equipos también; son muchos partidos, se necesitan muchos caballos. Económicamente no sé cómo va a funcionar”.
-Por último, ya que se trata de vender la Triple Corona con Hurlingham y Palermo con 10, no veo por qué no se puede hacer Tortugas con 10 equipos también; sería lo más justo para todo el mundo. Y ahí se vende bien una Triple Corona y quedan bien rankeados al final de la temporada todos los equipos. Y pienso que todos los partidos de Palermo deben jugarse en Palermo.  

Pepe Heguy (Chapaleufú):
-El formato me parece muy bueno, que haya 10 equipos en Hurlingham y Palermo. Creo que nunca fue el espíritu del Abierto que queden muchos jugadores de 8 goles fuera del torneo; creo que se les da oportunidad a muchos jugadores nuevos a entrar al Abierto, y que hay 2 o 3 equipos que están por encima del resto, y que entre esos 7 u 8 equipos van a saber que cualquiera le puede ganar a cualquiera. Y que cambie el formato me parece positivo, que se vaya adaptando a la cantidad de equipos, a la cantidad de jugadores, a la cantidad de 8 goles que hay, e ir probando; y si no gusta, no funciona, se volverá al sistema anterior. 

Pelon Stirling (La Dolfina):
-Los 10 equipos para probar un año está bueno. Da más oportunidades a más jugadores, pero, por otro lado, por ahí se corta un poco el privilegio de jugar Palermo. Se puede bajar un poco el nivel capaz. Probamos el año pasado un formato de 8, este año uno de 10 y después hay que decidir. Ahora por ahí los que son tremendos son los partidos del medio, son los más divertidos. 
-Lo ideal sería que todas las asociaciones se lleven bien, pero si ellos te ponen las cosas difíciles me parece que también algo hay que hacer. 
-El ganador de la Cámara debería tener el privilegio por hándicap de jugar la clasificación el año siguiente, incluso si la juegan con un patron. Pierde sentido la final de la Cámara si los dos finalistas juegan una promoción contra dos equipos de la Triple Corona. 

Milo Fernández Araujo (La Dolfina):
-Lo de los 10 equipos me parece que para probar un año está bueno, pero no lo veo. Puede llegar a ser como un Masters de golf, donde dejás entrar a varios que no son tan masters. Lo bajás un poco de categoría. Yo estuve en años con 6, donde los 6 eran tremendos. Capaz que haya que esperar un cambio de generación para que todo cambie un poco. 
-El polo no es un deporte tan amplio como para andar peleándose; me parece que es una tontería lo que hicieron los ingleses. 

Facundo Pieres (Ellerstina): 
-En la votación, yo voté 8, la mayoría eligió 10 y me parece que está bien que se haga lo que la mayoría eligió. Pero yo estaba más a favor de ver la forma de que en Palermo haya menos equipos. Para mí, lo ideal sería que encontremos un formato en el que tengamos más equipos en Tortugas y vayamos bajando, que lleguemos a Palermo con los mejores 6 equipos, por ejemplo. Es verdad que con 10 equipos le das la oportunidad a más equipos de ir subiendo, a más gente de ir metiéndose, pero por ahí hoy La Dolfina agarra a alguno de los equipos más bajos y les gana por mucho, y eso no sé si está tan bueno que pase en Palermo. Cuantos más equipos haya, más chances de partidos desparejos va a haber. Es cierto que los partidos entre los equipos de abajo van a salir competitivos, pero ahí estamos nivelando un poco para abajo. 
-Hay que encontrar la manera de acortar un poco los partidos. Por lo que tengo entendido, que me contó Eduardo, los sponsors y la tv solicitan eso y necesitan eso. Y por ahí es una buena manera de probar. Está bueno probar, y el año que viene vemos de vuelta hasta encontrar lo mejor.
-Me parece que está bueno lo de las promociones. Hay que buscarle la vuelta para que ganar la Cámara te influya en algo; le das más prestigio al torneo, le das más importancia. Los últimos años ganaron equipos con patrones. Yo si jugara la final de la Cámara la querría ganar independientemente de que juegue promoción o no. Si aflojaste porque tenes un partido, te va mal.
-Jugar algunos partidos en Pilar no me parece mal. Y en Palermo ojalá que pongan las luces, que se haga sería muy bueno para Palermo.
-Yo estoy del lado de la agresión. Siempre dije que si ponen trabas no hay que dejarlos jugar al polo en Argentina. Siempre hay charlas y cada vez es peor. Hay que decírselos, y si no hacen nada, lo haría en la temporada. Estuve en reuniones con los ingleses, parecía que nos íbamos a poner de acuerdo y no pasó nada y para el año que viene parece lo mismo.

Gonzalo Pieres Padre:
-Es una prueba. Yo no creo que 10 equipos sea la solución. Están trabajando en otros aspectos que están buenos, como algún chukker menos, las cosas más ágiles; en eso sí coincido. Lo de 10 equipos entiendo que hubo una movida de varios jugadores de probar. Si bajan la cantidad de chukkers, eso sí sería muy bueno; nivelarían. Lo que está bueno es que se pruebe. 
-Cambiar el formato está bien: es el mejor polo del mundo. El único problema que hay hoy es que hay dos o 3 equipos, y 1 sobre todo con mucha diferencia. Tiene que llegara  ser mas parejo. 
-No hay problema con que algunos se jueguen en Pilar. Mientras que se mantenga el nivel y los mejores jugadores está bien. En todos los deportes se está probando que sea más ágil y más divertido para el espectador. Nos falta un poco de eso en el polo. 
-No estoy de acuerdo con relaciones agresivas. No creo que sea lo mismo Argentina que Inglaterra, es mucha la movida que hay en Inglaterra del polo profesional; Inglaterra es fuerte y deberíamos ser cuidadosos en mantener lo que podamos. Hay que pelear la situación, o hay que tratar de cambiar o revertir las situaciones, pero no siendo agresivo o arriesgando perder las pocas cosas que nos quedan.