BUSCAR NOTICIAS POR
  • Consejos del Trainer Martin Perez

  • Consejos del Trainer Martin Perez

  • Consejos del Trainer Martin Perez

Consejos del Trainer Martin Perez
Consejos del Trainer Martin PerezConsejos del Trainer Martin Perez

Consejos del Trainer Martin Perez

8 Errores a evitar en el Gimnasio

Abril 5, 2017
Abril 5, 2017
El gimnasio debería ser el segundo hogar de un atleta. Un plan bien estructurado y equilibrado puede ayudar a un polista a desarrollar fuerza, potencia, resistencia y consistencia, que luego pagarán muchos dividendos al momento de que llegue la temporada.

¿Sabías que cometer errores a la hora de hacer levantamiento de peso puede determinar negativamente tus esfuerzos y disminuir tu rendimiento?

A continuación, 8 errores comunes que las personas realizan mientras entrenan. ¿Cometes alguno de ellos?

1. Saltear el Calentamiento Previo
Uno de los errores con mayores consecuencias suele ocurrir apenas ingresás al gimnasio. Si te salteas la preparación, te pierdes la oportunidad de mejorar tu movilidad y tu flexibilidad, y aumentan las posibilidades de lesionarte.
Una correcta entrada en calor debe poder:
Aumentar la temperatura corporal.
Activar y estabilizar las articulaciones, como en la cadera, los hombros y los tobillos.
Precalentar determinados patrones de movimientos que luego utilizarás en el entrenamiento (Por ej: al hacer Squats, Lunges, etc).

2. Realizar demasiados ejercicios aislados
Prácticamente, cada deporte requiere movimientos de todo el cuerpo. Por lo tanto, ¿por qué pasar tiempo en el gimnasio trabajando una única parte a la vez?
Claro que unos bíceps grandes se verán atractivos en la playa, pero si lo que buscas es nivel atlético, necesitarás saltearte la mayoría de de los mencionados ejercicios aislados.
En cambio, elige ejercicios de fuerza que incluyan a varias articulaciones, como por ejemplo Squats, levantamiento de peso muerto y flexiones de brazos, junto a ejercicios de potencia como saltos, pasadas de velocidad y lanzamientos. 

3. Nunca bajar la carga
Varios atletas se enorgullecen de ir al límite, pero mantenerte constantemente de esa manera puede afectar tu progreso. De vez en cuando necesitas dar un paso atrás para poder dar dos pasos adelante.
Bajar la carga es un período del entrenamiento que planeas y en el que no trabajas tan duro, pero que le permite a tu cuerpo y a tu mente recuperarse para poder seguir manteniéndote fuerte. Si entrenas duro al menos 4 días a la semana, deberías bajar la carga una semana cada 4 a 8 semanas para poder recargar tus energías.

4. Entrenar de manera negativa frecuentemente
Tu ejercitación debería hacerte crecer, no quebrarte. No existe una manera más rápida de dejarte quebrado a vos mismo que entrenar negativamente de manera frecuente.
Afortunadamente, no necesitas entrenar negativamente en absoluto para volverte grande y fuerte. Como consejo general, deja siempre una o dos repeticiones guardadas al final de cada serie. Te recuperarás más rápido y progresarás de todas maneras.

5. Usar calzado no adecuado
¿Sabías que el calzado que utilizas puede tener un impacto determinante en tu movilidad? Tu calzado deportivo puede mejorar o reducir de manera drástica la eficiencia en tus ejercicios.
Por ejemplo, usar zapatillas para correr para hacer squats o levantar peso muerto es un error muy regular. La suela de las zapatillas para correr amortiguan el impacto a la hora de correr. Pero cuando estás levantando peso, necesitarás un talón firme para producir buena fuerza en el suelo. Las suelas blandas de las zapatillas para correr reducen la estabilidad y limitan la manera en que tus piernas producen fuerza. En su lugar, opta por un zapato de suela plana o por un zapato de talón elevado con una suela dura.

6. Sacrificar el estar en forma por levantar más peso
Por más divertido que sea levantar más peso, los jugadores de polo deben recordar que su principal competencia ocurre dentro de la cancha, no en el levantamiento de pesas.
Si bien levantar peso es una de las maneras más rápidas y efectivas de convertirse en mejor atleta, no debes dejar de lado el estar en forma. Si te lesionas en el gimnasio, todos tus esfuerzos habrán sido en vano.
Resulta que algunos de los mejores ejercicios para los atletas (Squats, Deadlifts, Cleans, Snatches, etc.) son algunos de los más riesgosos, ya que le aplican fuerzas de corte y compresión a la columna vertebral. Habiendo dicho ésto, tómate el tiempo en perfeccionar la técnica antes de agregarle mucho peso a estos ejercicios. Entrena bajo una guía siempre que puedas, e intenta siempre que supervisen tus ejercicios.

7. No realizar cardio suficiente
No hacer cardio es una mala idea. A pesar de que la mayoría de los jugadores necesitan fuerza y potencia más de lo que necesitan resistencia, es un error muy caro ignorar el acondicionamiento aeróbico.
Ésto se debe a que toda recuperación, por naturaleza, es aeróbica. Tu sistema de energías es responsable de regenerar el ATP, la principal fuente de energía del cuerpo. Los ejercicios intensos requieren de mucho ATP, y si tu sistema no está bien desarrollado te llevará más tiempo recuperarte entre jugadas.

8. No guardar tu teléfono
La falta de concentración afectará el trabajo del jugador, y nada es más eficiente en esos casos que un smartphone.
Cuando cruzas la puerta del gimnasio, tu única prioridad por los siguientes 60 a 90 minutos deberá ser mejorar. No hay nada en Facebook o Instagram que te haga levantar más peso o mejorar tu potencia; por lo tanto, guarda tu teléfono.
Para evitar distracciones, utiliza un anotador para hacer un seguimiento de tus ejercicios. Si usas tu teléfono para escuchar música, establece de antemano una playlist para no desconcentrarte buscando canciones en medio de tus ejercicios.

Hasta entonces...
Mantente activo y en forma!

Martin,